Copias Copas

(Quique Montoya, J. Ricardo Montoya y Jesús Villar)

Tras mucho ninguneo, junto un recién conocido
Vendedor en la calle hasta ese momento,
Le compramos a una viuda su comercio.
Avalista mi padre!

De ser negocio rancio a algo atípico pasó.
La fría oficina con el cálido tocador.
Un verdadero pacto entre caballeros.
Tendría éxito? Quien sabe!

Era una copistería en una entreplanta.
En el logo un tintero y una piedra de ágata.
El tercer local tras peluquero y masajista.
De tener una luz roja ya no te confundías.

Copias, copias, copas, copas
Copias, copias, copas, copas

Por ver si se vendían más copias o abalorios.
Nos lanzábamos puyas entre los socios.
Las máquinas, ya viejas, paraban para arreglo.
Se invita a fruta al cliente.

De copias a copas en el bar de las de lesbos.
Y luego a dormirla en la entreplanta juntos.
Nos despertaba a veces un cliente tempranero.
Para el carné fotocopiarse.

Escuchábamos de fondo a Philip Glass.
A los clientes se usaba para terapia sentimental.
Se devolvían las tesis mezcladas con el papel del bocata.
Pero la gente volvía no saben donde copiar?!

Copias …

Si sale más que entra poco dura un negocio
Mi socio vio el momento de la disolución
Cuando en la caja para copas no había p’a los dos.
O uno toma ginger ale.

Seguir sólo que aburrido sin el recién conocido.
Acostumbrado a trabajar por diversión.
A mi padre el por qué del cierre no supe explicárselo.
Pero tú sí me entiendes.

Echan de menos mi local en la calle principal
Y que entre chismes les hagan fotocopias
El papeleo era entonces más vital.
Fue todo fruto de la magia de un encuentro casual.

Copias …
Copias …
Copias …

La Fiesta del Toro de Fuego

(Quique Montoya, J. Ricardo Montoya y Jesús Villar)

Si no fuera porque temo
Los petardos del toro de fuego,
No tendría reparos
En acompañarte a la fiesta del pueblo.

Son sólo cuatro quilómetros.
La excusa no puede ser que esté lejos.
Allí me espera la vida,
Aquí sólo se queda el silencio.

Es la fiesta del pueblo
Al fin llegó!
Es la fiesta del pueblo
No hay na mejor!
Que la fiesta del pueblo,
En casa no me quedo!

Como Sodoma y Gomorra
Arde a lo lejos,
Aquí sólo quedan cenizas
De una pasión que ardió en su momento.

Quiero acompañarte,
Aunque me muera de miedo.
Tras la misa de la tarde
Vi un rostro refulgir como un lucero.

Es la fiesta del pueblo …

Quiero arder con la fiesta
Del toro de fuego.
Nada me hará colmarme
Si me quedo.
El miedo a quemarme
No conseguirá
Reprimir
Mi deseo.

Es la fiesta del pueblo …